Tarjeta de combustible y movilidad

TMC se ha asociado con un proveedor líder de tarjetas corporativas para crear una solución integral de compra de combustible y movilidad llamada tarjeta Fuel+. La tarjeta Fuel+ es una solución práctica y versátil que le permite integrar la captura de kilometraje auditado y comprar combustible en más de 98 % de estaciones de servicio del Reino Unido y Europa, supermercados incluidos.

Se trata de una solución única, potente y segura para gestionar la compra de combustible de vehículos de empresa y gastos de viajes comerciales de una forma consolidada. Sin comisiones (si bien podrían aplicarse gastos de tarjeta)

La red de estaciones de servicio más grande

La tarjeta Fuel+ está vinculada al sistema de pagos global de Visa, por lo que no existe mayor red de estaciones de servicio en Europa o en el mundo. La tarjeta Fuel+ no esta vinculada a ninguna empresa o marca de combustible, por lo que no existe ninguna restricción para repostar en cualquier lugar y tampoco ningún incentivo para favorecer a determinada marca o combustible. Además, los chóferes tienen la comodidad de reportar en las nuevas estaciones de servicio automáticas, lo agiliza el tiempo de repostaje.

La elaboración de informes consolidados crea una plataforma sólida para negociar descuentos de combustible con las estaciones de servicio, con iniciativas de cumplimiento agregadas por TMC para garantizar que sus chóferes saquen el máximo provecho de los descuentos. En el marco de rígidas directrices de volumen de combustible comprado también es posible disponer de descuentos por volumen consolidados.

Seguridad y control

La tecnología de chip y pin que incorpora la tarjeta Fuel+ le confiere una ventaja de seguridad sobre las tarjetas de combustible de banda magnética muy utilizadas actualmente.

Además de garantizar que la tarjeta solo pueda utilizarse en estaciones de servicio, en caso necesario, el chip puede programarse con funciones de seguridad adicionales en el momento de su emisión. Por ejemplo, se pueden establecer límites en la cantidad máxima de transacciones al día, con lo que se evita que los chóferes reposten más de un vehículo a la vez.

Además, con las tarjetas de combustible convencionales las transacciones inferiores a 75 € se autorizan automáticamente. Sin embargo, la tarjeta Fuel+ no hay ningún límite inferior, por lo que todas las transacciones se registran automáticamente online, lo que brinda una potente herramienta más para combatir el fraude.

Nuestro software inteligente busca transacciones que se salgan del perfil habitual del titular de la tarjeta y avisa a nuestro servicio de atención al cliente para que llame al titular y confirme si la transacción es válida y la tarjeta no ha sido robada o clonada.

La tecnología de chip y pin de la tarjeta de combustible garantiza la tranquilidad porque autoriza todas las compras en tiempo real. Y puesto que los chóferes solo pueden utilizarlas en estaciones de servicio ayuda a eliminar gastos no autorizados y reintegros de efectivo en cajeros.